FANDOM


Sobre el terreno de juego sólo manda uno: el árbitro. Cesare impone su ley durante el partido y no admite ningún tipo de contratiempos. Si los jugadores no quieren salir al campo, se quedan en el vestuario. Aunque él y Striker pertenezcan al mismo clan, no son precisamente los mejores amigos del mundo...